El pasado mes de Julio de 2013 volvimos a Jardines de Hércules para realizar el Certificado Energético de una vivienda ubicado en el barrio de Bellavista (Sevilla).

En esta ocasión, se trata de un inmueble de la tipología de dos dormitorios situado en planta octava, por lo que tendría más envolvente que cualquier otra vivienda de las mismas características situada entre plantas. La cubierta ocupaba casi la totalidad de la superficie de la vivienda, ya que había parte de ella en la que se situaba la vivienda de planta ático. La orientación en este caso es Norte como fachada principal y Oeste en la fachada que da a la cocina y un lateral del salón. El inmueble no contaba con n

Vivienda Jardines de Hercules

inguna mejora energética; poseía las mismas características que en su estado inicial. El conocimiento de las características constructivas de la vivienda agilizó la labor del Certificado Energético.

Finalmente, como en la anterior ocasión, la vivienda tuvo la calificación energética clase E.

Para la vivienda que hemos estudiado, se estima un consumo anual de 9.070KWh para unas condiciones de confort.

En esta urbanización se está dando la tendencia  de cerrar las terrazas con acristalamiento tipo «lumon». No es el caso del inmueble donde realizamos el certificado energético, pero desde ENERGENTA creemos que, dependiendo de la orientación y del concepto que se le dé a la nueva estancia (espacio No Habitable), mejoraría la Calificación Energética de la vivienda.

Si consideráramos espacio Habitable, la nueva envolvente sería más deficiente desde el punto de vista energético, ya que sus características no mejorarían las existentes. En cambio, al considerar espacio No Habitable, la transmisión de calor desde el exterior al interior se vería disminuida (la resistencia térmica sería mayor). Estas suposiciones se verán aclaradas cuando en un futuro próximo realicemos el correspondiente Certificado Energético o si simulamos una mejora de estas características con el procedimiento general.

Etiqueta Energetica

Como comparativa con la Certificación Energética del anterior inmueble situado en la misma fase, se puede observar que en esta vivienda tenemos más emisiones de CO2 (39 Kg CO2/m2). Esto es debido a que la vivienda se encuentra expuesta a más envolvente (incluida la cubierta) por m2 de superficie. Las cubiertas suelen empeorar la calificación al ser superficie de intercambio de temperatura.